¿Qué es la papelterapia y cómo funciona?

¿Has escuchado este término de “papelterapia” en algún momento? Si no lo has hecho,  no te sintás fuera de tendencia, porque en realidad no es tan conocido ni tan popular.

Para empezar muchas personas asocian erróneamente la palabra terapia, se piensa que es sólo para alguien que tiene un problema mental, marital, personal más allá de “la norma”, etc. Pero realmente la terapia es un proceso de resolución y de sanación, por lo que pudiera usarse para solucionar un problema que uno no ha podido resolver y para curar asuntos pendientes ¿no?…

 

Y entonces, ¿alguna de ustedes tiene un problema por resolver?

Pues yo tengo uno que otro, algunos más “graves” otros más del día a día, pero problemas al fin y al cabo… así que si la terapia es para resolver problemas, ¡yo tengo unos cuantos que valen la pena ser resueltos! Y no todos ellos necesitan de un diván para ser atendidos.

Entonces hoy quiero hablarte de éste estilo un poco subestimado e ignorado, quizás por su simpleza, quizás por ser tan obvio y por estar al alcance de casi todos y que pudiéramos no apreciarlo lo suficiente: LA PAPELTERAPIA.

 

¿Qué es?

Es el uso del papel con fines terapéuticos, y más que del papel en sí mismo, es lo que escribís en él. Fines de resolución de problemas internos o externos para ajustar algunos aspectos de tu vida que te estén bloqueando y no permitan liberar todo tu potencial.

 

¿Cómo funciona?

Constantemente estamos en un diálogo interno, nos narramos nuestro día, lo bueno, lo malo, lo más-o-menos. Nos damos instrucciones, nos creamos notas mentales, hacemos doble click en ciertos momentos, nos felicitamos, criticamos, y en ocasiones hasta entramos en auto-sabotaje.

Somos conscientes hasta cierta medida de eso, pero es taaaaaaan natural hacerlo, que simplemente continuamos, seguimos poniéndonos quehaceres en la cabeza, sueños, cosas por cumplir, y le vamos agregando tabs a nuestra mente.

El papel sirve de repositorio de todas esas cosas que tenés en la cabeza, al escribirlas les das forma, les das un norte, las hacés compromisos, o incluso les das una patadita por el de atrás para que no te estén molestando. Dejarlo en tu mente es peligroso, porque alimentan lo que yo llamo “El monstruo de tres cabezas”:

01. Cabeza 1 - Pensamientos autodestructivos:

A esta cabeza le tengo hasta miedo, porque es fuerte y muchas veces le damos el mando de la situación. Acá viven los temores, desconformidades, comparaciones, inseguridades y toda aquella cosa que te hace SENTIR menos (pon atención que no dije “cosa que te hace menos”, sino “cosa que te hace SENTIR menos”).

NO sos menos, pero esta cabeza necia te empuja constantemente a darle comandos a tu cerebro diciendo que es así, que no podés, que alguien lo hace mejor, que no hay tiempo, que mejor ni lo intentés.

Esta cabeza es el diablito de los dibujos animados poniéndote cáscaras de banano en tu camino (y siempre caes en la broma)

02. Cabeza 2 - Por siempre pendientes:

El hogar de todas aquellas actividades por realizar, las de ayer, las de hace un mes, las de hoy y las de los próximos 5 años. Aquellas que te decís “tengo que…” y después no pasa nada, el típico “algún día…”, “mañana lo hago”, “el lunes”.

Las cosas que te acordás de vez en cuando como un pensamiento corredizo y así como llega, así se va. “Uyyyy sí cierto que tenía que….ay mira la mosca que pasó!!” casi casi un Déficit Atencional Severo sobre tus pendientes viven acá.

03. Cabeza 3 – Hoyo Negro:

Esta cabeza está casi desvalida pero potencialmente repleta de cosas importantes, infelizmente acá a veces viven tus sueños, ideas, y tus metas.

Es un hoyo porque lo que no usás se herrumbra, lo que no alimentás se desaparece. Este hoyo negro succiona con fuerza y atrapa las cosas que son importantes para vos pero que uno deja pasar por alto. Las cosas que dejás perder con el tiempo.

Ok, ok… se puso como dramática la cosa, lo importante es tomar consciencia que constantemente nuestra cabeza tiene esas 3 categorías, que además de ser un poco inservibles nos obstaculizan, son enemigas de nuestro progreso.

 

Por ello, te comparto algunos ejemplos de cómo quitarle el poder al Monstruo de 3 cabezas al escribir en papel:

01. Cabeza 1 - Pensamientos autodestructivos:

Escribe sobre tus temores e inseguridades, y en vez de buscar evidencia de lo malo que pudieras tener, busca evidencia de las cosas buenas, de las positivas, de los proyectos sacados adelante, de los obstáculos enfrentados con éxito.

Escribe por cada uno de esos temores algo positivo que has demostrado en una situación similar y que has podido sobrellevar con éxito. Escríbelos y “córtale el poder a esta cabeza” poniendo en papel evidencias de los recursos internos con los que ya contás y que debés explotar.

02. Cabeza 2 - Por siempre pendientes:

Agarra una hoja en blanco y empieza a escribir todo lo que tenés en mente, todo, TODO todito de TODO lo que se te ocurra, las cosas que tenés que hacer, las que te gustarían hacer, las que te comprometiste, las que te demandan tiempo, las que demoran 5 minutos, las urgentes, las importante, las aburridas y las divertidas, las recientes, las antiguas y las futuras, TODO. Deja de pensar que tu cabeza es el repositorio y agenda infalible y ponlo en papel.

Una vez hecho esto, ponlas en categorías:

  • HOY

  • ESTA SEMANA

  • ESTE MES

  • ALGÚN DÍA

No hagás trampa, en ALGUN DÍA no podés poner todo lo que te genere ansiedad de empezar a hacer algo hoy, porque sino quedás en las mismas de antes… no engañás a nadie y más importante, no te engañás a vos misma.

Revísalo todos los días y haz los ajustes pertinentes. Todavía mucho mejor si las pasás a tu agenda.

03. Cabeza 3 – Hoyo Negro:

Inicialmente pensaríamos que no la podemos rescatar, porque en teoría una vez entrada en el Hoyo negro ya la perdimos, pero no tanto… sólo que sí va a necesitar un esfuerzo mayor de autorreflexión, de conexión con tus valores y con las cosas que te importan en tu vida.

Para “rescatarlo”, te recomiendo ingresar a mis artículos a continuación, el primero enfocado a vivir con propósito y el segundo con el foco en el éxito en la carrera.

Imprímelos y márcate un tiempo con café en mano para realizarlos con la mente 100% enfocada, para sacar a flote un poco de lo que tenés escondido en el Hoyo Negro de tu mente.

¿Cómo vivir una vida con propósito que te encante en 4 +1 pasos?

5 Pasos que te llevarán a moverte a tu éxito laboral

Estos artículos son un abre boca de las formas en las que podemos revivir eso que estamos dejando de lado y volver a conectar con lo que nos mueve. Pero es importante que no simplemente lo hagás y lo dejés en una gaveta guardado (otro hoyo negro), pero que lo tengás en un lugar a la vista todos los días para que de esta manera sea parte de tu día a día y no vuelva a caer en el Hoyo.

 

En conclusión, la Papelterapia es la forma en que desmantelás el poder que tienen tus pensamientos negativos, y en la que traes a flote aquellos recursos con los que contás pero han estado olvidados.

A través de la escritura les das forma de una manera constructiva, y ponés a los pensamientos que no ayudan en evidencia, lo que hace que pierdan su fuerza y así… VOS ESTÁS AL MANDO y no ellos.

Créeme hasta divertido es hacerlo… Llegás a conocer a la del espejo mucho más de lo que lo hacés hoy.


Gia Estepa
Coach de desarrollo profesional

Ayudo a profesionales a orientarse y desarrollarse en sus carreras, a trabajar con pasión y organización, para lograr sus metas dentro y fuera de la oficina.

Instagram | Facebook | Linkedin


Artículos relacionados